17/05/2022

Presidente del TSE defiende confiabilidad del padrón y de los comicios del 2020

Durante su informe del 2021 e inauguración del año electoral, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Óscar Hassenteufel, defendió este jueves la confiabilidad del actual padrón electoral y de las elecciones generales de octubre de 2020.

«Si hay una total coincidencia en todas las Misiones de Observación Electoral respecto al padrón electoral y respecto al proceso electoral de 2020, ¿Cómo es posible que se los siga cuestionando? Más aun, ¿Cómo es posible que se acepte el criterio de la OEA y de la Unión Europea respecto al proceso electoral de 2019 y no se acepte el criterio de las mismas organizaciones respecto al proceso electoral de 2020? Es que acaso, ¿sólo es bueno cuando dicen lo que me gusta? Debemos ser consecuentes. Lo que fue bueno ayer, debe seguir siendo bueno hoy», manifestó Hassenteufel en su discurso.

Recordó que el padrón electoral biométrico apenas tiene una vigencia de 12 años y se constituyó en una «proeza de los bolivianos» porque durante las elecciones judiciales de 2012, en las elecciones generales del 2014, en el referendo constitucional de 2016 y en las elecciones judiciales de 2017 no hubo ninguna queja y fue el mismo que se utilizó en los comicios de 2020 y las subnacionales del 2021.

El 2017, la Organización de los Estados Americanos (O.E.A) «realizó una auditoría al padrón electoral, a pedido del gobierno nacional. El Resultado fue contundente: El padrón es confiable en un 98.9 por ciento», afirmó.

No obstante, dijo que han surgido voces críticas que cuestionan el padrón y hasta afirman la existencia de más de un millón de «fantasmas». Lo hacen sin ninguna base, sin ningún elemento probatorio, reiteró.

Añadió que a partir del 18 de marzo de 2020 se instaló laboratorios de integridad para que todas las organizaciones políticas, civiles, analistas, periodistas y académicos puedan realizar consultas, verificaciones y aclaraciones sobre cualquier tema vinculado al padrón. Dijo que «incluso se formularon invitaciones en las nueve capitales de departamento. Muchos no asistieron ni por curiosidad y sin embargo cuestionan el padrón», criticó.

En 2021, los cívicos del país cuestionaron la confiabilidad del padrón y de las elecciones del 2020. El Comité Cívico Potosinista (Comcipo) demandó en una cumbre la realización de un nuevo padrón y una auditoría a los comicios del 2020.

Sobre el caso, Hassenteufel reiteró que no será posible la realización de una auditoria a la última elección general porque diversas misiones de observación, como la Organización de Estados Americanos (OEA), Centro Carter y la Unión Europea (UE), emitieron un criterio positivo acerca de ese proceso; así como las organizaciones políticas que expresaron su conformidad con los resultados.

Asimismo, dijo que se viene demandando una auditoría al padrón electoral y aclaró que no es necesaria, además que no se cuenta con el financiamiento. «Sin embargo, esto no significa que nos opongamos a ello. Simplemente, consideramos que esta auditoría tiene que ser hecha por alguna organización seria», manifestó.

En esa misma línea, descartó la proyección de un nuevo padrón, que según las estimaciones preliminares se requeriría un presupuesto de aproximadamente 54 millones de dólares, pero el TSE no cuenta con ese monto.

Por lo pronto, precisó que la depuración y actualización de datos en el padrón electoral es permanente.

Por último, informó que en el plazo más breve procederán con la actualización de la plataforma biométrica, para lo cual cuentan con un presupuesto de Bs 30 millones.

«Cuando hablamos de la actualización de la plataforma biométrica, debe quedar claro que nos referimos a los equipos relacionados con la plataforma y registro electoral, por cuanto ya cumplieron su vida útil, pues tienen más de 10 años. Paralelamente, la solución que se pretende adquirir, contempla la utilización conjunta de biometría dactilar y facial, lo cual nos lleva a tener una mayor seguridad y transparencia», acotó.