17/05/2022

Juez que liberó a feminicida se expone a recibir hasta ocho años de condena

Tras algo más de siete horas de audiencia cautelar, ayer, el juez Rafael Alcón, que favoreció a Richard Choque, feminicida condenado a 30 años de prisión sin indulto, fue enviado a la cárcel con detención preventiva por seis meses. De acuerdo con los cargos que pesan en su contra, la autoridad jurisdiccional se enfrenta a recibir una pena de cuatro a ocho años de encierro penal.

El Juzgado Primero Anticorrupción de La Paz, en audiencia cautelar virtual, definió recluir por seis meses al juez Alcón, mientras dure la investigación, por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes, prevaricato y supresión o destrucción de documento.

“Por el momento, el señor Rafael Alcón Aliaga deberá defenderse con la medida extrema de detención preventiva por el lapso de seis meses. Esta detención preventiva deberá ser cumplida por el ahora imputado en el penal de San Pedro de la ciudad de La Paz”, señaló la autoridad jurisdiccional.

En pasados días, se conoció que Choque obtuvo el beneficio pese a tener una sentencia de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, por un feminicidio que cometió en 2013.

Obtuvo la detención domiciliaria con la presentación de un certificado de conducta extendido por el director del recinto penitenciario en el que se encontraba y un certificado médico, que indicaba que estaba enfermo con cáncer.

Pero, luego de salir del penal, el reo volvió a incurrir en una serie de delitos, que van desde la extorsión hasta doble feminicidio de dos adolescentes que fueron enterradas en el patio de su domicilio de la ciudad de El Alto. También se supo sobre la vejación y violación de 77 personas, bajo coacción, toda vez que el delincuente se disfrazaba de efectivo policial.

Tras la captura e indagaciones respectivas, se descubrió que Choque era un reo condenado por feminicidio a 30 años de cárcel, se le favoreció con detención domiciliaria, para llegar a establecer que este beneficio fue otorgado por el juez Alcón, hermano de Gonzalo Alcón, consejero de la Judicatura.

En su descargo, el juez señaló que el delincuente “cumplía con determinados requisitos” para salir libre y que esa condición fue únicamente por “18 meses”.

Las autoridades nacionales que piden una sanción ejemplar contra el juez. Se establece que, por los delitos imputados, la pena máxima que tendría que cumplir Alcón podría ser de ocho años; supresión o destrucción de documento determina una privación de libertad de seis meses a dos años; incumplimiento de deberes, un mes a dos años.

En tanto, prevaricato refiere que el juez en ejercicio de sus funciones dictare resoluciones contrarias a la ley será sancionado con reclusión de dos a cuatro años, pero que ésta puede agravarse de tres a ocho años de cárcel.

Ante este hecho, el Tribunal Supremo de Justicia decidió abrir investigación a todos los jueces de los Jugados de Ejecución de Penas y concedió un plazo de 48 horas a partir del viernes, para que remitan en formato digital y en orden cronológico todas las decisiones judiciales que hayan modificado la situación jurídica de las personas que estén cumpliendo sentencia condenatoria ejecutorias.

DEFENSA DE ALCÓN APELA DETENCIÓN

La defensa legal del juez de Ejecución Penal de La Paz Rafael Alcón Aliaga interpuso un recurso de apelación ante el Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, buscando revocar la resolución de detención preventiva de su cliente por seis meses en la cárcel de San Pedro.

El legista Erick Sosa observó la decisión del juez por emitir una resolución conculcatoria de sus derechos y acusó de incongruente la resolución pronunciada .

“Nos ha provocado agravios, ya que incluso se ha conculcado la valoración intelectiva de los elementos de convicción y no emitió criterio valorativo de dichos elementos de cargo, menos de los argumentos de la defensa”, dijo en la audiencia.