17/05/2022

Exjefe antidrogas ya está celdas policiales, allanan sus bienes y hay operativos en tres ciudades

La Policía nacional ejecutó al menos siete operativos en La Paz, Santa Cruz y Cochabamba tras la aprehensión de Maximiliano Dávila, exjefe de la Fuerza Especia de Lucha Contra el Crimen (Felcn), quien llegó a mediodía de este domingo a la sede de Gobierno.

Dávila fue aprehendido cerca de la medianoche del sábado en la población potosina de Villazón, donde está el puesto de frontera que vincula al país con la ciudad de La Quiaca, en Argentina. El oficial en retiro tenía la intención de salir del país. 

Para el traslado del exjefe policial, el último comandante antidrogas del gobierno de Evo Morales, se desplegó un importante número de agentes desde el viernes, cuando se ejecutan los primeros operativos en el poblado orureño de Challapata.

Una fuente policial informó a EL DEBER que la orden de aprehensión fue emitida el 21 de enero por la fiscal anticorrupción Lupe Zabala para que el uniformado comparezca en La Paz.

Las pesquisas instruidas por el Ministerio Público incluyen órdenes de requisa y allanamiento en varios inmuebles de Cochabamba y en un domicilio del vecindario de la Chacarilla, en Santa Cruz de la Sierra, donde el exjefe antinarcóticos se alojaba de manera esporádica.

El fiscal Iván Quintanilla dirigió los operativos en la capital cruceña.  

En La Paz, agentes de la Felcn que tenían chalecos antibalas y de la grupo Delta, encargado de operaciones especiales, custodiaron la llegada Dávila a las instalaciones de la Fuerza Anticrimen de La Paz que están en la calle Sucre, a tres cuadras de la Plaza Murillo.

Los efectivos, acompañados por varios fiscales, también ejecutaron allanamientos en La Paz con la idea de buscar elementos de prueba y otras personas que pudieron haber colaborado con Dávila en los delitos de narcotráfico que identificó la DEA, la agencia antidroga de Estados Unidos.

Un informe al que accedió EL DEBER señala que la aprehensión fue emitida contra Dávila, además contra Ignacio Angus Nieto y el exmayor de Policía Omar Rojas Echeverría, preso en Colombia y que ha sido apodado de ‘Pablo Escobar boliviano’.

En sus fundamentos señala que la Fiscalía abrió la investigación de oficio tras conocerse que el Gran Jurado del estado Sur de Nueva York, presentó una acusación formal de extradición ante la Corte Suprema de Colombia contra Omar Rojas y otros ciudadanos bolivianos.

Dávila también esta mencionado en un requerimiento de extradición a Estados Unidos que se sustancia en la Corte Suprema de Colombia contra Rojas.

La acusación, que se sustenta en una investigación de la DEA, fue concluida en 2019.

Dávila fue destituido el 22 de enero de 2019. Fue investigado en la vía penal, durante el gobierno de Morales, por allanamientos ilegales y robo de dinero, pero esos casos no prosperaron. 

Según las pesquisas Dávila, Omar Rojas y otros altos jefes policiales movían y hacían transferencias de altos montos de dinero en operaciones que fueron incluidos por la DEA en un caso relacionado con una supuesta “conspiración para introducir drogas a Estados Unidos”.