17/05/2022

Denuncia de cocaleros sobre audios muestra pugna por control de Felcn

La reciente denuncia que hizo el expresidente y líder de las Seis Federaciones de Productores de Coca, Evo Morales, pone al descubierto las tensiones en el MAS y la desaprobación del Ministro de Gobierno, además de la existencia de un sistema de protección político al narcotráfico, señalan legisladores y analistas.

Los audios que revelan la suspensión de un operativo en un megalaboratorio en Valle Sacta, el 25 de marzo, se suma a otros siete casos durante el gobierno de Luis Arce.

Entre ellos están la captura del exjefe de la Felcn Maximiliano Dávila por su conexión con la operación “Los Andes” en Perú y Colombia.

También la intervención al aeródromo La Cruceña (ex-Mondaka) y la declaración del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, sobre dirigentes y diputados que “se llenan los bolsillos” gracias a los cocaleros (ver infografía).

El diputado Jorge Komadina (CC) expresó que para entender la denuncia de Morales hay que comprender que el MAS dejó de ser un partido monolítico, con la agravante de que la división ha cundido como “metástasis” en todas las organizaciones.

“El fondo es una disputa por el poder y se puede advertir en la contradicción en relación al ministro, pero que es el hombre de confianza del presidente Arce”, explicó.

Los “narcoaudios”, entregados por policías del “proceso de cambio”, no sólo muestran, nuevamente, los nexos de altos mandos de la Felcn con el narcotráfico, sino que provocan que sea el propio expresidente quien confirme la presencia de esta actividad ilícita.

El sociólogo e investigador de la hoja de coca Fernando Salazar indicó que, más que una ruptura en el MAS, hay una negociación por cuotas de poder. “Evo quiere seguir controlando al Presidente. Logró destituir al jefe de la Felcn, pero no logra un cambio político, como el cambio del viceministro o el ministro”, dijo.

A ello se suma la denuncia del comandante de Umopar Chimoré, Yerko Terán, de un encubrimiento comunal, porque se estaban reuniendo 350 personas para evitar la destrucción de la factoría.

Komadina advierte que “la Policía está siendo instrumentalizada, pero detrás hay un sistema de protección político al narcotráfico; ahora sólo aparecen chivos expiatorios de un sistema más complejo que no opera sin protección política”.

Tras la denuncia mediática de Morales, el 4 de abril, el Ministerio Público abrió una investigación que derivó en que los primeros aprehendidos sean los policías que intervinieron en el operativo. De momento, se desconoce cuál será el tratamiento para el viceministro de Sustancias Controladas, Jaime Mamani, quien reemplaza en el gobierno de Arce a Felipe Cáceres, el sar antidroga en todo el gobierno de Evo Morales.

Para el abogado constitucionalista Williams Bascopé, la presunta cobertura al narcotráfico que reflejan los audios es similar al operativo ejecutado en el aeródromo de Mondaka, el 30 de julio de 2019, que se “borró” por órdenes del entonces comandante de la Felcn, Maximiliano Dávila, según se supo en marzo.

“Algo similar pasó en 2019 en el gobierno de Evo Morales, cuando Carlos Romera era ministro y estaba de comandante de la Felcn Maximiliano Dávila”, dijo ayer en radio Panamericana.

FUENTE: LOS TIEMPOS