17/05/2022

Camacho pide una investigación clara sobre exjefe policial vinculado con el narcotráfico y exige que el Gobierno no interfiera


El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, exige al ejecutivo nacional que no interfiera en las investigaciones sobre narcotráfico ante la detención del exjefe de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila. Camacho pide una investigación clara, de acuerdo a la norma y sin privilegios. Observa la cercanía de Dávila con el expresidente Evo Morales como un factor que pudiera interferir en las indagaciones.

Dávila fue aprehendido cuando intentaba salir del país después de conocerse que era objeto de investigación por la Administración de Control de Drogas (DEA), de Estados Unidos. Sobre el exjefe de la Felcn recaen las sospechas de ganancias ilícitas y pertenencia a una banda dedicada al tráfico de drogas.

Para Camacho, el Ejecutivo nacional debería mantenerse al margen de la investigación debido a la cercanía entre Dávila con el entorno  de Evo Morales. «Nos preocupa porque son altos mandos que estaban cerca del entorno de  Evo Morales y eso se debe investigar”, dijo la primera autoridad departamental.

Considera que la detención del exjefe de la Policía, sumada a otras intervenciones realizadas en Colombia, elevan el caso a escándalo internacional. Ante esta situación, Camacho exige que el Gobierno no se involucre y se realice «una investigación objetiva”.

Un operativo internacional impulsado por la DEA en conjunto con la Policía de Colombia, Perú, Brasil y Ecuador derivó en la detención del exmayor de la policía boliviana Omar Rojas Echeverría en Colombia. Los informes de la DEA refieren a la vinculación de Rojas con altas esferas del Gobierno de Morales.