17/05/2022

Bolivia gana, gusta y se motiva con goleada (5-0) sobre Trinidad y Tobago

La selección boliviana de fútbol se impuso a su similar de Trinidad y Tobago por 5-0 en partido amistoso disputado este viernes por la tarde en el estadio Patria de Sucre. Ante aproximadamente 15.000 espectadores, la Verde rindió bien su examen antes de los encuentros por eliminatorias contra Venezuela y Chile.

El seleccionador de Bolivia, César Farías, dejó entrever en este encuentro el equipo titular que podría presentar el próximo viernes en Barinas contra la Vinotinto, pues alineó a Carlos Lampe, Diego Bejarano, Adrián Jusino, Jesús Sagredo, Fernando Saucedo, Moisés Villarroel, Erwin Saavedra, Rodrigo Ramallo, Juan Carlos Arce, Marcelo Martins y Bruno Miranda.

La Verde comenzó con todo y con Ramallo como principal protagonista, porque a solo 40 segundos del pitazo inicial, estuvo a punto de abrir la cuenta con un remate de primera que pasó muy cerca del travesaño, tras un pase de Miranda.

Un minuto y medio después, otra vez Ramallo estuvo cerca del primero con un cabezazo que acarició el poste izquierdo del arco defendido por el guardameta Adrián Foncette.

Bolivia era superior y generaba permanentes llegadas sobre el arco contrario. El capitán y goleador de la Verde, Marcelo Martins, también tuvo su chance a los 11 minutos, cuando un centro de Bruno Miranda que jugó un buen partido, lo encontró solo, pero su cabezazo se fue apenas desviado.

Pasado el primer cuarto de hora, Bolivia tenía un 71% de la posesión del balón contra el 29% de la selección caribeña, que muy esporádicamente se aproximaba al arco de Lampe.

Martins logró batir la portería rival a los 23 minutos, pero el tanto fue anulado por clara posición adelantada. El goleador de las eliminatorias se quedó con las ganas de festejar por primera vez en Sucre.

La Verde buscó diferentes caminos para poner el 1-0, pero llegó de la forma menos esperada: de penal. Saavedra fue víctima de falta en el área y Arce se encargó de transformar  en gol, con remate al lado izquierdo del arquero Foncette.

Ramallo anotó el 2-0 con un derechazo desde fuera del área, inatajable para el arquero visitante cuando se jugaban 44 minutos.

En el segundo tiempo, Miranda siguió mostrando buen nivel. A los 52 minutos inició una jugada en la que buscó a Martins y el Matador, con remate rasante y cruzado, se encargó de decretar el 3-0. Ya era goleada.

 Farías realizó sus dos primeros cambios. Sacó a Saucedo y a Sagredo para hacer ingresar a Alejandro Chumacero y a Leonel Justiniano.

La brecha futbolística era grande entre Bolivia y la selección de la Concacaf. Sin mucho esfuerzo, llegó al cuarto gol a través del recién ingresado, Justiniano (62’). El volante de Bolívar terminó de cabeza una jugada que hilvanaron muy bien Arce y Martins.

Tal como lo hizo tras el tercer gol, Farías optó por introducir nuevos cambios. Esta vez ingresaron Alexis Ribera, Marc Enoumba y Luis Haquin para ocupar los lugares de Saavedra, Jusino y Ramallo.

Cuando corría el minuto 79, entró el chuquisaqueño Yesit Martínez para regocijo mayor de los hinchas chuquisaqueños.. El jugador de Independiente Petrolero tiene 19 años y tomó el lugar del ‘Conejo’ Arce.

Cerca del final llegó el premio para  Bruno Miranda. Martins hizo pegar la pelota en el poste y el rebote lo recogió el delantero de Bolívar que solo tuvo que empujarla para poner el definitivo 5-0, cuando corría el minuto 86.

Se considera el resultado como una importante inyección anímica para Bolivia antes de visitar a Venezuela, en la carrera premundialista.

La selección nacional volvió a jugar un amistoso en Sucre después de 23 años, ya que en 1999 había recibido en otro amistoso a Venezuela. En esa oportunidad el partido finalizó sin goles.